Archivos Anuales: 2011

Este verano he pasado unos días en la Península de Yucatán (México) con mi familia. Es la tercera vez que visitamos este maravilloso país. Nos encanta la Riviera Maya y toda la península del Yucatán. Aquí puedes encontrarte un sinfín de atractivos: paisajes de ensueño, un clima sin igual, gente encantadora, arquitectura Maya, tradiciones, ciudades coloniales, selva, cenotes, islas de arena blanquísima y aguas transparentes de color turquesa, así como también los mejores complejos hoteleros del mundo. Todos estos hoteles sirven de sede para bodas y he visto varias de ellas durante nuestras estancias. Sería genial poder fotografiar una boda en la Riviera Maya, y así hacer alguna “boda destino” en México, así que si conoces a alguien que vaya a casarse en algún hotel de este lugar ya sabes a quién recomendar.

This summer I spent a few days en Yucatán (México) with my family. It´s the third time we have visited this wonderful country. We love the Riviera Maya and all the Yucatán. Hera you can meet with a lot of wonders: dreamlike landscapes, an unbeatable climate, nice people, Maya architecture, ancient traditions, colonial towns,  deep forests, cenotes, white sand islands and clear waters with turquoise color, as well as the best hotels in the world. All of this hotels along Rivera Maya serve as venues for weddings and I saw several of them while we staid there. It would be great to shoot weddings in Riviera Maya, and so shoot a “destination wedding” in México, so if you know someone getting married in this place of de world send them my way. Thanks.

Vacaciones de fotógrafo de boda en México

Hay personas que las acabas de conocer y es como si ya las conocieras de toda la vida. Se genera una conexión especial con ellas que no se puede explicar con palabras. Al rato de conocerlas ya se ha configurado una confianza increíble. Con Oscar y Patri pasó eso, ellos dos son lo que solemos llamar “buena gente” y que te da lo que tienen de corazón.

Patri y Oscar ya estaban casados, además Oscar y yo no nos conocíamos, pues yo no fui su fotógrafo de boda (¡qué pena!), pero no importó, enseguida conectamos de maravilla y cuando decidimos hacer la sesión los dos se volcaron de lleno en el asunto, mostrándome todo su amor y su complicidad.

Ha sido un verdadero placer conoceros y poder compartir una tarde fotográfica con vosotros. Nos lo pasamos genial, nos reímos mucho y, creo que eso se puede apreciar en esta sesión.

Un fortísimo abrazo a los dos. Espero de corazón que os gusten las fotos. Muchísimas gracias. ¡Nos vemos pronto!

Ví como se miraban y saqué la foto. Será una boda maravillosa porque se quieren.

 

Son ya varios años los que se viene repitiendo esta feria medieval en la “Ciudad de los Caballeros” y cada vez con mayor éxito. Es fácil encontrarnos aquí personajes de lo más singular. No necesitamos más que darnos un pequeño paseo por sus callejuelas o por sus plazas para encontrarnos con escenas evocadoras de unos tiempos ya pasados. Pero para mí, como siempre, las verdaderas protagonistas son las personas, esas personas que se esconden detrás de las ropas de época, esas personas que, en definitiva ayudan a dar forma a este gran espectáculo visual.

Esta es un humilde mirada de lo que una tarde ocurría..